Columna Editorial – A dos años del Cambio

A DOS AÑOS DEL CAMBIO

POR: EDDIE LÓPEZ LUGO, Editor del Periódico Digital Puertorriqueño La Nación

4 de noviembre de 2010

Gobernador Luis Fortuño. (©Reuters)

 

Hoy, 4 de noviembre, se cumplen dos años desde que Luis Fortuño fuera electo como el 9º Gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Todos recordamos como esa noche, en su mensaje, el entonces Gobernador Electo mencionó con mucho entusiasmo que “el cambio” había llegado a Puerto Rico. Lo que no mencionó fue que ese cambió también le había llegado a él.

Desde su primer día en funciones, el Gobernador Luis Fortuño experimentó un cambio que consistía en pretender que todas sus propuestas y promesas de campaña desaparecían al ser electo: que todo lo dicho durante meses al pueblo de Puerto Rico eran sólo ideas, en vez de compromisos. Durante su campaña, era común que dijera que “al único que voy a botar es a [Aníbal] Acevedo Vilá”. Eran frecuentes sus comentarios de que “no tomaría ningún préstamo o emisión de bonos” porque hacer eso “endeuda a nuestra isla”. También, constantemente criticaba la construcción de un gasoducto por “atarnos al gas natural por décadas” en referencia al Gasoducto del Sur. Además, insistía en que no permitiría ni un solo impuesto más porque “la clase media no aguanta más”.

Pero, fiel a su promesa de cambio, al llegar al poder, cambió. En vez de no despedir más que a Acevedo Vilá, Fortuño firmó la Ley de Emergencia Fiscal (mejor conocida como la Ley 7) que provocó el despido de casi 30 mil empleados públicos. En su primer mes como Gobernador, hizo una emisión de bonos de unos 4,000 millones de dólares, endeudando más al país. Después de este verano propuso un gasoducto, de nombre “Vía Verde”, más largo y costoso que el propuesto el cuatrienio anterior, y con la misma Ley 7 le aumentó los impuestos a esa clase media atropellada, para pagar las políticas fiscales austeras del nuevo gobierno. Es evidente que todos estos “cambios” harían al Candidato Fortuño no apoyar al Gobernador Fortuño.

Policía se moviliza ante manifestación en el Capitolio.

Aunque estos cambios de postura le restan credibilidad al Gobernador; es su visión neoliberal la que más daño le ha hecho al país. Quitarle casi 200 millones a la UPR para crear una crisis que justificara medidas del gobierno que resultaran en un debilitamiento de la autonomía universitaria que resultara en la desestabilización de la Universidad no sólo pone en peligro la educación pública accesible, sino que fomenta que más puertorriqueños sean ignorantes y rompe con la promesa de no aumentar contribuciones al pueblo trabajador. El usar la Policía y la fuerza del Estado de manera indiscriminada y burda durante manifestaciones pacíficas rompe con el espíritu de sana convivencia y violenta los derechos de Libre Expresión, la Dignidad, Reunión Pacífica, entre otros establecidos a nivel constitucional.

Sangre derramada por manifestante en el Capitolio

Querer quitarles el derecho a las comunidades especiales de tener vistas públicas antes de expropiar terrenos sólo causaría que los desarrolladores sigan ampliando la brecha económica. Prohibir las protestas en construcciones limita el poder del pueblo a expresarse y defenderse de lo que los afecta adversamente. Querer aumentar a nueve los jueces del Tribunal Supremo de Puerto Rico sólo consigue que la justicia sea decidida por su partido político, aplastando las voces disidentes dentro del mismo. Querer hacer una autopista a través del área del karso, y desarrollar el Corredor Ecológico del Este sólo causa que nuestra isla sea menos sustentable y menos responsable energética y ambientalmente.

En fin, estas políticas del gobierno de Luis Fortuño restringen nuestra democracia y limitan nuestros derechos fundamentales; su propósito es facilitar el proceso de venderle el país, mediante privatizaciones o APP, a los que le financiaron su campaña. Sólo uniéndonos todos los que nos oponemos al neoliberalismo del gobernador Luis Fortuño, y protestando como colectivo, ante cualquier atropello de este gobierno, podemos recobrar nuestra democracia participativa, y tener un Puerto Rico más equitativo y justo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s