Dilema estadounidense en Salud

El Senado aprobó hoy en líneas partidistas (60-39) su versión de cómo preferiría una ‘reforma’ al sistema de salud estadounidense. Sin embargo, el trecho es largo, puesto que aún le falta armonizar su proyecto con el de la Cámara de Representantes donde pasó 220-215 el 7 de noviembre un proyecto sustancialmente diferente a aquél aprobado por la Cámara Alta federal. Ambos proyectos ahora deberán ser combinados en un sólo proyecto de forma tal que el Presidente Obama lo convierta en ley.

Observemos el desenvolvimiento de los eventos y las razones que nos han llevado a donde estamos:

El ahora presidente Barack Obama hizo de la refroma del sistema de salud estadounidense su prioridad máxima en campaña y al entrar a Casa Blanca como el 44° presidente. Prometió pasar una ley de reforma para 2009, pero eso ya no pasará sino hasta principios del 2010.

A diferencia de otros países desarrollados, Estados Unidos no posee un sistema de salud universal: cada individuo debe obtener un asegurador médico. Si bien muchos obtienen cubierta a través de sus empleos, otros acuden a planes privados. Según el actual sistema, los miembros pagan la prima de manera regular, pero tienen que pagar también parte de su tratamiento (un deducible) antes que el asegurador cubra el resto de los gastos. Dependiendo el plan, el deducible variará.

Si bien, los veteranos, niños con padres de ingresos modestos y los suscriptores de Medicare (estadounidenses mayores de 65 años) y Medicare (padres de bajo ingreso, niños, mujeres embarazadas e impedidos) tienen en diversos niveles y formas una especie de programa o sistema de salud gubernamental, el resto de la población se tiene que apañar con las aseguradoras privadas y los costos en rápido aumento del sistema de salud.

De los empleados con plan proveído por su empleo, más de un 18% tiene que pagar deducibles de más de 1.000$ (2008), en comparación al 1% del año 2000. Las primas de estos planes han aumentado en costo cuatro veces más rápido que el salario en los últimos ocho años. Estados Unidos gasta como nación un 16,2% de su PIB en Salud, es decir unos 2,2 billones (trillions en inglés), mucho más que ningún otro país desarrollado.

Los aumentos de costo desajustados a los aumentos salariales y de ingreso implican que menos personas en los Estados Unidos podrán pagar a una aseguradora médica. En los Estados Unidos, estar sin asegura médica o con una cubierta inadecuada equivale a tener que pagar totalmente de tu bolsillo los costos astronómicos de muchos tratamientos. La mitad de las quiebras personales en los EE.UU. se creen están ligadas al menos parcialmente a los costos médicos.

Los costos en alza también implican mayores gastos gubernamentales en Medicare y Medicaid. Si el patrón continúa como al presente, del 4% que ambos proyectos consumían del PIB en el 2007, éste aumentará a un 7% para 2025 y a un 12% para 2050, aumentando el déficit de los EE.UU. más rápidamente.

¿Cuántos estadounidenses están sin seguro médico?

Según el Censo Federal, unos 46,3 millones de los 300 millones de estadounidenses (cerca de un 15,4% del país) no contaban con seguro médico para el 2008. Los que apoyan cambios y reforma al sistema utilizan este número para señalar el estrepitoso fallo del sistema norteamericano. Los opositores dicen que los datos incluyen a los inmigrantes ‘ilegales’, estadounidenses elegibles para Medicaid o que ganan más de 50.000$ y que podrían tener asistencia del programa gubernamental si ellos así lo quisieran. También incluye a personas que estuvieron entre empleos y que pudieron haber perdido su plan médico brevemente.

El Censo Federal confirma que la cifra de 46,3 millones incluye a 9,2 millones de no ciudadanos y 18 millones que ganan más de 50.000$ al año.

¿Qué propuso Obama?

El Presidente Obama ha apoyado fuertes regulaciones a las prácticas de la industria de las aseguradoras, alterando sus reglas de juego, como asegurar que los pacientes con condiciones pre-existentes puedan y deban ser aceptados sin reparos por las aseguradoras, así como prevenir el que las aseguradoras quiten la cobertura a los pacientes una vez se hayan enfermado.

También ha apoyado un programa gubernamental para aquellos empleadores que no provean plan médico con la creación de Intercambios de Seguros Médicos (Health Insurance Exchanges), aunque también se ha mostrado favorable a un proyecto que no incluya la ‘opción pública’. Interesantemente bajo el plan Obama cada estadounidense estaría obligado a tener un plan médico so pena de multa (el ‘mandato individual’).

¿Y el Congreso?

Entre ambos proyectos parlamentarios, se encuentran muchas similitudes:

-Las regulaciones fuertes a las aseguradoras

-El establecimiento del ‘mandato individual’

-Establecer el sistema de Intercambio de Seguros Médicos a los empleados cuyos patronos no ofrecen plan médico

-Ofrecer subsidios para los de bajos ingresos (las cifras varían de proyecto a proyecto)

-Las reformas se pagarían cortando gastos ‘innecesarios’ en Medicare.

Empero, la Cámara aprobó un proyecto que, con un costo 1.052 mil billones de dólares ($1.052 trillions) en un periodo de 10 años, contaría con una opción pública, siendo este programa pagado por un impuesto de 5,4% a las familias que generen ingresos mayores de 500.000$ anuales.

El Senado aprobó un proyecto que crearía un programa con un costo a diez años de 871 mil millones de dólares y que no incluye la ‘opción pública’. Según la Oficina de Presupuesto Congresional (CBO, Congressional Budget Office) el proyecto de la Cámara daría cobertura a unos 36 millones de estadounidenses no cubiertos en estos momentos, vis-à-vis los 31 millones que añadiría el Senado en su proyecto.

¿Qué queda por delante?

Un Comité de Conferencia será creado con miembros de ambas cámaras para reconciliar los textos aprobados por ambas cuerpos. Será ahí donde se decidirá si contará o no con la Opción Pública. Luego se pasará a votar por el proyecto en conjunto y de contar con la aprobación de las dos cámaras, el proyecto pasará al presidente para su aprobación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s